Tesauro Cooperativo de Derecho Argentino


Las personas que diariamente usamos recursos de información jurídica, sobre todo desde las bibliotecas de Derecho y de las bases documentales, sabemos cuán necesaria es la normalización de las voces usadas para la indización de los documentos. Con la terminología jurídica controlada disminuimos el riesgo de ruido o silencio a la hora de recuperar la información.

Con esta premisa comenzamos las Primeras Jornadas de Bibliotecas de Derecho y Ciencias Jurídicas (1999) donde los bibliotecarios jurídicos manifestamos un interés especial en trabajar juntos en un vocabulario a partir de los tesauros jurídicos. Estas jornadas repetidas en estos años, marcan la trayectoria de pensamiento y de trabajo conjunto lo que nos hace recorrer un camino orientado en este sentido. Desarrollamos talleres sobre la construcción de tesauros para la indización de la información jurídica, sobre el tesauro como sistema de representación del conocimiento en derecho y las ciencias jurídicas, entre otros.

Paulatinamente comenzamos a reflexionar sobre la necesidad de normalización terminológica y en las Jornadas de 2004 presentamos nuestras experiencias, exponiendo recursos de voces jurídicas controladas utilizadas en algunos ambientes de trabajo. En esta ocasión, se toman como referentes de bases documentales de Derecho a JUBA, SAIJ, LA LEY y LEXIS NEXIS. Ya se vislumbra la génesis de un futuro trabajo colaborativo.

En 2006, y después de una pausa en el ritmo se reactiva el grupo de Tesauros con un objetivo claro: delinear una acción de trabajo concreto. Para ello, se inicia un relevamiento de las herramientas de vocabularios jurídicos controlados lo que permitiría un diagnóstico cierto. Con estas dos etapas cumplidas se podría encarar firmemente el camino hacia la normalización.

En 2011, muy decididamente la Asociación se compromete en primera persona y con fuerzas renovadas la tarea de concreción de un tesauro cooperativo jurídico. Con el apoyo de Infojus a través la persona de Paula Pontoriero, se retoman las reflexiones ya contando con la experiencia compartida hasta ese momento. Especial impulso al nuevo proyecto lo dan los directores y responsables de bibliotecas y centros de documentación jurídica pertenecientes a organismos oficiales como del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y de cortes provinciales; de ANSES.

Se impulsa una nueva misión: el trabajo interdisciplinario en un espacio común de intercambio de datos terminológicos, apoyo técnico informático y lingüístico-documental. De a poco se va fortaleciendo el grupo y la participación se convierte en cooperación, acompañamiento, ayuda, asistencia, formación y desarrollo.

Ajustamos la idea original y la convertimos en un proyecto común de trabajo colaborativo cuyo objetivo es el desarrollo de un vocabulario armonizado de la terminología jurídica argentina para consulta libre on line. Será un vocabulario consensuado por autoridades en la materia y servirá tanto de base terminológica representante del área del Derecho argentino, como así también para  dinamizar la comunicación entre los usuarios y la documentación jurídica.

Llegan las Jornadas de 2012 y se presentan con entusiasmo los acuerdos a los que llegamos gracias al amplio respaldo de INFOJUS.

– Crear el Tesauro Cooperativo de Derecho Argentino (TCDA) que tomará como base al Tesauro SAIJ de Derecho Argentino (TSDA) y contará inicialmente con las mismas facetas que organizan a éste.

– Crear una obra de términos armonizados por consenso establecido con referentes de la comunidad de bibliotecarios y de usuarios de bases de información jurídica

– Convertir  el TCDA en una obra de consulta libre on line, que estaría disponible para descargarse en diversos formatos

– Utilizar para la gestión del tesauro un software libre: elegimos TemaTres.

Gracias al ánimo manifestado en todos los participantes, nos animamos a dar un paso más en la calidad del producto que se ofrecería desde el portal de INFOJUS y decidimos brindar otros servicios para la comunidad de usuarios: el portal no solo disponibilizaría el TCDA sino que se convertiría en un servidor de vocabularios jurídicos[1]. Es decir que cualquier obra terminológica de voces jurídicas podría integrar y volverse visible en este portal. Se amplían los alcances del TCDA[2]. A este desarrollo se lo llamó Banco de Vocabularios Jurídicos y se presentó en las Jornadas de septiembre del mismo año. Realizamos con los participantes talleres para capacitarnos en la gestión del banco y presentamos ejemplos de uso[3]. Su función es la eliminación de las barreras entre la información jurídica que se caracteriza por ser voluminosa y compleja y se expresa en legislación, jurisprudencia, doctrina, datos de investigación jurídica, bases de datos jurídicos, consultas de usuarios, información jurídica para el ciudadano en general, bibliografía jurídica para profesionales del Derecho, y otros.

El trabajo se fue haciendo cada vez más fluido y acabamos de compartir en la Feria del Libro, los primeros resultados a partir de la experiencia del trabajo colaborativo.

Se conformó durante este año una Comisión que toma decisiones según las necesidades de toda la comunidad involucrada.

 

 

 Integrantes de la  Comisión Técnica

 

Sin título-1

 

– Lic. Gladys Mónica Dodero

– Lic. Claudio Wuhsagk

 

 

 

JuriREDLogo VARIANTE 2

 

– Bib. Jose Williams

– Lic. Cecilia Paula Sáenz

 

iso

 

– Dra. Constanza Solari

– Dra. Natalia De Lucía

 

 

A su vez, recibe apoyo permanente de:  Lic. Antonio Román (especialista en información), Ms María Antonia Osés (lingüista y terminólog) y Ms Diego Ferreyra (desarrollador informático)  como también  de otros expertos jurídicos que esporádicamente dan opiniones sobre las clasificaciones jurídicas.

 


Notas:

[1] Este banco de vocabularios jurídicos habilita la gestión vocabularios controlados, taxonomías, tesauros, listas de encabezados. Permite establecer relaciones semánticas entre términos jurídicos y correspondencias entre varios vocabularios controlados de la materia: Digestos nacionales y/o provinciales aprobados por ley; Vocabularios de Cortes y/o Tribunales Supremos; Vocabularios de Instituciones y/u Organizaciones especializadas en la temática; Vocabularios de estudios y bibliotecas de profesionales, etc.

[2] ¿Para qué se utiliza y qué alcances tiene?

– Ofrece el servicio de localizar, seleccionar, acceder, recuperar y distribuir información de vocabularios jurídicos controlados: TemaTresJur permite el acceso a toda la terminología jurídica controlada que se decida mostrar usando el servidor de términos.

– Ofrece una terminología jurídica normalizada en la obra TCDA: TemaTresJur orienta al indizador de textos jurídicos utilizando el TCDA y X vocabularios controlados de términos jurídicos, siempre y cuando el vocabulario elegido forme parte del servidor.  Así propone palabras clave para indizar los textos y de este modo la referencia bibliográfica de un documento quedará asociada con un conjunto de términos jurídicos normalizados que describen su contenido.

– Combina terminologías existentes en el área jurídica y las vincula: Este servidor es de utilidad para aquellos usuarios de información jurídica que necesiten trabajar con un vocabulario jurídico controlado, ya que define una posible interfaz entre la aplicación y un servidor de vocabularios.

 [3] Cuando se accede a bases de datos jurídicos para recopilar información relativa a un tema particular, se desconoce la forma terminológica que se le ha dado al concepto. Y aquí radica la utilidad de TemaTresJUR: la aplicación envía los términos de consulta al servidor de vocabularios jurídicos, que será capaz de reconocer palabras e incluso grupos de palabras que representen un mismo concepto, así como sus codificaciones en los principales estándares, los que podrá usar para recuperar la información relativa a la consulta efectuada por la aplicación.